07 Junio 2013

Como escoger el frontal

Como escoger el frontal

En toda actividad de montaña podemos acabar de día… o de noche. El frontal siempre tiene que ir en la mochila, pero no cualquier frontal, uno que nos dure media hora o que no alumbre más de un metro nos será de poca ayuda.

Para decantarnos por un frontal u otro miraremos características como la distancia de alcance, la duración de las baterías o el uso que e vamos a dar.  

Aquí nos vamos a centrar en los frontales de leds por ser los más usados en alpinismo y escalada. Además estos gastan las baterías entre 3 y 5 veces menos que las bombillas incandescentes y tienen una vida de hasta unas 100,000 horas, las bombillas incandescentes pueden no pasar de las 40 horas.

La norma ANSI/NEMA FL1 (American National Standards Institute/National Electronic anufacturer Asociation), que regula los frontales, ha sido desarrolllada por dicho instituto en colaboración con varios fabricantes de frontales, será en la que nos basemos para definir muchas de las características.

Flujo luminoso

El flujo luminoso se mide en lumen. Un lumen según la RAE es la “Unidad de flujo luminoso del Sistema Internacional, que equivale al flujo luminoso emitido por una fuente puntual uniforme situada en el vértice de un ángulo sólido de un estereorradián y cuya intensidad es una candela.” Para que nos entendamos, es una medida de la potencia luminosa del frontal, mide la cantidad total de luz emitida en todas las direcciones por una fuente de luz.

Parece entonces que a más lúmenes, mas luz y más distancia va alcanzar el frontal. Esto no tiene que ser necesariamente así, los lúmenes miden la luz emitida en todas las direcciones, pero los fabricantes utilizan reflectores para dirigir la luz y enfocarla del modo deseado, por lo que a mismo numero de lúmenes un frontal puede alumbrar más que otro.

La mayoría de los fabricantes indican el numero del lúmenes en la caja del frontal y en su página web, pero no debemos asociar el número de lúmenes a si un frontal es mejor que otro. 

 

Alcance

Con esta información los fabricantes nos indican la distancia máxima a la que alumbra el frontal.  Pero, ¿en que punto dejan de considerar que un frontal no alumbra lo suficiente? Se considera, según la norma ANSI/NESA FL1, que la luz que emite la luna llena una noche clara es la mínima para poder ver, este nivel de iluminación se corresponde con 0,25 lux.

Según la RAE, un lux es “Unidad de iluminancia del Sistema Internacional, que equivale a la iluminancia de una superficie que recibe un flujo luminoso de un lumen por metro cuadrado.” Con otras palabras, la cantidad de luz que llega a una superficie que está siendo iluminada.

La distancia entre el frontal y el lugar en el que la intensidad de la luz proyectada por el frontal deje de ser de por lo menos 0,25 lux, es la distancia de alcance del frontal.

Los fabricantes suelen poner el alcance en la caja o las instrucciones del frontal, algunos incluso indican el alcance de los distintos modos que tiene el frontal.

 

Autonomia

De nuevo la norma ANSI/NEMA FL1, recoge que la autonomía es el periodo de tiempo continuo desde que se enciende el frontal con la pila nueva hasta el momento en que el frontal proporciona una iluminación inferior a 10% respecto a la inicial.

Pero algunos fabricantes se separan de la norma para imponerse otros requisitos. Pongamos un ejemplo, un frontal de 200 lúmenes cuando alumbre el 10% serán 20 lúmenes, con esta intensidad no podemos decir que ya no se vaya a ver, el flujo luminoso es menor, pero todavía podemos seguir utilizándolo. En las frontales de mucha potencia, no sería real el tiempo de uso de las mismas.

Algunos fabricantes hacen una asociación de autonomía con iluminación útil, es decir, el tiempo durante el cual el frontal emite una luz de, por lo menos, 0,25 lux a dos metros de distancia.

Algunos fabricantes indican la autonomía en función del modo de iluminación seleccionado.

 

Peso

El frontal es un objecto que vamos a transportar en la mochila  pero también en la cabeza por lo que el peso es un aspecto fundamental. Hay escaladores/alpinistas que prefireen frontales que no llevan las pilas en la parte trasera porque suelen pesar más… pero también suelen tener más autonomía que los que llevan las pilas en la parte delantera. Tenemos que sopesar que es lo que más nos interesa para decantarnos por uno u otro. Existen frontales muy ligeros que alumbran tanto como otros más pesados.

 

Modos de iluminación

Muchos frontales nos ofrecen varios modos de iluminación, algunos tienen un regulador, otros un botón para cambiar entre modos predefinidos por el fabricante. Entre estos modos se encuentran el modo intermitente, diferentes intensidades de luz a seleccionar o en algunos modelos un modo Boost, que aumenta la potencia de forma puntual en caso de necesidad.

Así mismo algunos fabricantes incorporan la posibilidad de pasar de una iluminación amplia, para ver en proximidad a una iluminación de largo alcance, focalizada.

Los frontales, con los interruptores protegidos, para evitar que se encienda involuntariamente, es imprescindible, de lo contrario nos encontraremos el frontal sin carga cuando lo necesitemos, porque se ha pasado todo el día encendido en la mochila. No fiarse de todo lo que dicen los fabricantes, los hay que dicen que sus interruptores están protegidos pero al llevarlos en la mochila se acaban encendiendo.

 

Linternas frontales reguladas

En este tipo de frontales, la intensidad de la iluminación es constante durante un cierto período de tiempo gracias a un sistema electrónico. Cuando la carga de la batería es insuficiente el sistema electrónico deja de regular y pasa a alumbrar al mínimo para tener tiempo de cambiar las pilas. Por ejemplo, a la media hora de estar encendido, el frontal alumbrará igual que a las 2 horas (contando el tiempo desde que se encendió). Normalmente estos frontales suelen avisarnos con parpadeos que se está agotando la batería.

En los frontales más “tradicionalales”, sin el sistema anterior, la intensidad de la luz y por tanto el alcance, va disminuyendo paulatinamente con el tiempo. Por ejemplo alumbrará más a los 20 minutos de encenderlo que a las 2 horas.

En azul un frontal regulado, en rojo uno no regulado

Protección

 Aquí se incluye tanto la protección contra líquidos, como la protección contra cuerpos sólidos. Se mide mediante el grado de protección IP que hace referencia al estándar IEC 60529 Degrees of Protection. Es un código alfanuérico IP** en el que las dos primeras cifras identifican el estándar, la tercera el nivel de protección contra objetos sólidos y la cuarta el nivel de protección contra líquidos. Ver tabla de grados de protección.

 

Algunos frontales interesantes y curiosos son:

Nao de Petzl, el primer frontal con tecnología  Reactive Lighting que adapta al instante y automáticamente sus dos leds de alta potencia a las necesidades de iluminación de cada momento para aumentar la comodidad, reducir las intervenciones manuales y disfrutar de más autonomía. http://ir.atate.info/fJGRt

e+LITE de Petzl, una linterna compacta de tan solo 27 gramos que podemos llevar siempre encima. http://ir.atate.info/9VhDF

Led Lenser H7, un frontal muy ligero pero con muy buen alcance y a muy buen precio. http://ir.atate.info/NS7j1



Atate.info no acepta dinero de empresas por publicar analisis favorables de sus productos. No aceptamos que los fabricantes traten de influenciar el análisis, son totalmente independientes. En los análisis la(s) persona(s) que prueba(n) el material escriben sus impresiones, sin ningún tipo de influencia.

Más en esta categoría: « Como escoger la cuerda

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Diego 07 Junio 2013 Diego

    Algunos fabricantes ofrecen frontales que, a mayores de los LED de color blanco, incorporan LEDS de color rojo. ¿Cuál es la función de éstos?
    Un Saludo

    Reportar
  • Enlace al Comentario Atate.info 07 Junio 2013 Atate.info

    Hola Diego, según los fabricantes que incorporan LEDs de color rojo, el motivo de incorporarlo es para preservar la visión nocturna. También evitas deslumbrar a alguien que tienes delante. Desde nuestro punto de vista también sirve, sobre todo si tiene modo intermitente rojo, para señalizar nuestra posición.

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.