30 Mayo 2012

Maniobra de descuelgue

© snorfalorpagus Maniobra de descuelgue

Pasar la cuerda por un descuelgue puede parecer una maniobra sencilla. No obstante, las posibilidades de cometer un error de consecuencias no deseadas son bastantes grandes. El estudio y reestudio de la maniobra paso por paso es mandatoria antes de decirle a nuestro compañero que ya puede empezar a descolgarnos.

 Conceptos básicos

La idea general en este tipo de descuelgue es que el escalador al descolgarse realice la técnica de pasar la cuerda por la anilla de una manera sencilla y, sobre todo, segura. El objetivo de esta maniobra de cuerda es el de mantenernos siempre y en todo momento asegurados por nuestro compañero mientras realizamos la maniobra de pasar la cuerda por el descuelgue. De tal manera, y ante un posible error en la maniobra, siempre estaremos asegurados. A continuación podemos estudiar tal maniobra de pasar la cuerda por la anilla paso por paso y mediante la ayuda de las fotografías.

 

Paso de la cuerda por la anilla del descuelgue

Primeramente, y una vez que llegamos a la instalación del descuelgue, deberemos de conseguir una posición cómoda de trabajo. Realizar la maniobra mientras estamos sujetos a la roca con una mano es difícil, resultará mucho más sencillo el anclarnos a la reunión con una cinta exprés o bien mediante la utilización de un cabo de anclaje. Una vez colgados de la instalación podremos empezar a desarrollar la maniobra de paso de cuerda. Anclarse con una cadena de expreses puede ser muy peligroso.

Para ello le pediremos a nuestro compañero que nos dé un poco de cuerda. Seguidamente pasaremos un bucle de dicha cuerda por la anilla del descuelgue, aproximadamente un metro de cuerda. A continuación realizaremos un nudo de ocho en este trozo de cuerda, uniéndolo a nuestro arnés mediante un mosquetón de seguro. Debemos de recordar que hasta ahora nos mantenemos asegurados a la reunión mediante dos puntos de seguro: uno, la cinta y dos, la cuerda. Seguidamente nos desencordamos del extremo de la cuerda y lo retiramos de la anilla del descuelgue. Una vez retirado el extremo de la cuerda de la anilla, como lla estamos asegurados por el ocho y el mosquetón, lo podemos pasar por detras del cuello para que no nos moleste.

© Petzl

 

© PetzlEs muy importante recordar que los mosquetones deben ponerse en el ANILLO VENTRAL del arnés, NUNCA sujetando las perneras y el cinturón a la vez, ya que eso ejerce fuerzas triaxiales sobre el mosquetón que puede romperlo. Los mosquetones SIEMPRE deben trabajar con fuerzas biaxiales, es decir, a lo largo de un eje, que debe coincidir con su eje longitudinal, puesto que es eje con mayor resistencia (22-24 KN).

 A partir de ahora sólo nos queda revisar que el mosqueton está perfectamente cerrado y el ocho pasado por el y decirle a nuestro compañero que recoja y ponga tensión en la cuerda. Cuando nuestro compañero nos diga que está preparado para descolgarnos es el momento en el cual podemos soltar la cinta auxiliar o probador que nos sujetaba a la reunión y comenzar el descenso, retirando, si es preciso, las piezas de protección que hemos colocado durante la escalada. Como podemos observar, nunca, durante los diferentes pasos de la maniobra, hemos dejado de estar asegurados por nuestro compañero. Este ha de permanecer siempre atento al escalador que está haciendo la maniobra de paso de cuerda. Nunca ha de bajar la guardia, incluso cuando nos anclamos a la reunión con la cinta auxiliar. La comunicación entre ambos miembros de la cordada ha de ser clara y concisa.

 Se trata de una maniobra de cuerda que podemos realizar en pocos minutos. Es sencilla y segura, siempre que sigamos los pasos anteriormente descritos. A pesar de ello, es conveniente que practiquemos dicha técnica en el suelo, lugar en el cual podemos corregir errores y aclarar dudas. Si con todo ello no tenemos clara la idea de la maniobra es conveniente acudir a la ayuda de profesionales de la montaña, bien sean profesores o guías titulados de montaña, quienes nos pueden asesorar e indicar el mejor camino a seguir en las diferentes técnicas anteriormente descritas.



Las actividades de montaña conllevan riesgos. Es tu responsabilidad como escalador adquirir la formación adecuada para la actividad que vas a realizar y por lo tanto ni Atate.info o sus editores serán responsables del uso por parte de los usuarios de los contenidos aparecidos en las páginas de Atate.info.

>

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.