24 Mayo 2013

Maniobra de descuelgue dudoso

Imagen Atate.info Maniobra de descuelgue dudoso

Que hacer si no damos hecho un paso de una via deportiva y nos tenemos que bajar o al llegar al descuelgue nos encontramos que está en mal estado. La maniobra de descuelgue dudoso la deberemos de evitar todo lo posible debido a los riesgos que conlleva, utilizándola solo si no hay otras posibilidades.

Podemos suponer dos situaciones en las que la utilizaremos, la primera si nos queremos retirar a media vía, ya sea porque no damos superado esa sección, se nos hace tarde... y la segunda situación es la que nos encontramos si al acabar la vía llegamos a la reunión y esta está en mal estado y/o no nos inspira confianza.

Comencemos con el primer supuesto, si nos queremos bajar a media vía. Para ello nos podemos descolgar de un seguro intermedio, parabolt, químico... pero así nos estamos descolgando de tan solo un punto de seguro (ver ¿Es seguro un descuelgue de un solo punto? ir.atate.info/Mz0hO?  Para evitar depender de un solo anclaje lo que haremos será poner un maillón en el parabolt, si es un químico podemos pasar directamente la cuerda, del que estamos colgados y pasamos la cuerda por él. Para poner el maillón, nos apoyamos con los pies en la pared para liberar un poco la tensión de la cuerda e instalamos el maillón por debajo de la cinta exprés, entre esta y la roca; pasamos la cuerda por él y lo cerramos. El motivo de ponerlo entre la cinta exprés y la roca es que si lo colocásemos por encima de la exprés nos costaría sacar esta una vez que nos hemos colgado del maillón. Ahora bajamos hasta el siguiente seguro y ponemos otro maillón por el que pasamos otra vez la cuerda. Así si el anclaje superior fallase todavía nos quedaría el siguiente. 

Si es cierto que casi nunca se realiza esto, pues todos ponemos un maillón en el anclaje y nos bajamos solo de este, así dependemos tan solo de un punto y en caso de que falle no tendremos un segundo anclaje que nos pare la caída. Si realizamos esto tenemos que estar seguros de la fiabilidad del anclaje.

Imagen Atate.info

 

Si lo que no nos inspira confianza es el descuelgue, lo primero será mirar si podemos bajarnos del descuelgue de una vía cercana. Si esto no es posible, podemos realizar también lo anterior, pasamos la cuerda por el descuelgue y al llegar al último seguro de la vía, el que hay antes del descuelgue, ponemos otro maillón por el que pasamos la cuerda. 

Otra opción si no queremos abandonar dos maillones es pasar la cuerda por un solo maillón o por la reunión en mal estado; realizar un prusik en la cuerda que baja al asegurador y unírnoslo al punto central del arnés con un mosquetón de seguro; ya podemos empezar a descender. Iremos bajando el nudo a medida que bajemos, de esta manera si se rompe el anclaje del que estamos descolgándonos quedaremos retenidos por debajo de la última exprés.

Hemos probado esta técnica en un rocódromo con una cuerda simple de 10mm y un cordino de 7mm. La caída es detenida correctamente y la cuerda no sufre daños.

Imagen Atate.info

Desde nuestro punto de vista las dos técnicas son complementarias. Para bajarnos con más seguridad podemos pasar la cuerda por los dos maillones o por la reunión y un maillón y realizar además el prusik.



Las actividades de montaña conllevan riesgos. Es tu responsabilidad como escalador adquirir la formación adecuada para la actividad que vas a realizar y por lo tanto ni Atate.info, sus editores o autores serán responsables del uso por parte de los usuarios de los contenidos aparecidos en las páginas de Atate.info.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.