Inicio Técnica Rapel con autoseguro
31 Octubre 2012

Rapel con autoseguro

Foto Víctor Barro | www.fotosconletra.com Rapel con autoseguro

El rapel puede llegar a ser una técnica muy peligrosa si no se ejecuta correctamente. Aunque sencilla, un error nos puede suponer graves lesiones o en el peor de los casos la muerte, por ello deberemos de realizarla correctamente y usar siempre un autoseguro.

En la mayoría de las actividades que realizamos en la montaña necesitaremos conocer al dedillo esta maniobra, pues rapelar lo podremos necesitar en cualquier momento, ya sea para bajarnos de algún pico al terminar una vía o para bajarnos de esta si se avecina una tormenta.

Mientras estamos rapelando, si no llevamos algún sistema autobloqueante, se nos pueden dar situaciones en las que perdamos el control de las cuerdas. Una vez que hemos perdido el control de las mismas es muy difícil volver a recuperarlo. Algunas de las situaciones en las que nos puede pasar que soltemos las manos y el escalador por consiguiente se precipite al vacío son las siguiente:

- El diámetro de la cuerda es demasiado pequeño y tenemos que hacer mucha fuerza con la mano por lo que nos quemamos.

- Descendemos demasiado rápido y por consiguiente el rozamiento con nuestra mano nos produce quemaduras.

- La inminente caída de una piedra desprendida sobre nosotros nos hace protegernos con las manos y soltamos la cuerda.

- Resbalamos por estar un poco húmeda la roca o se rompe la zona donde estamos apoyados y por instinto echamos las manos a la pared.

- La picadura de algún insecto, reptil, etc

- Un mareo

Para evitar que al soltar las manos nos precipitemos al vacío, además de hacer un nudo en los cabos (http://www.atate.info/url/h punto 6 de este enlace)  realizaremos un autoseguro.

Como montar un rapel

Partimos de la base de que ya tenemos las cuerdas montadas en doble para rapelar, puedes ver aquí como se montan las cuerdas para un rapel  http://www.atate.info/url/h

Foto Singing RockAhora que ya tenemos las cuerdas montadas pondremos el descendedor en la cuerda y mediante una cinta lo alargamos. Esta cinta deberá  de medir unos 25 - 40 centímetros, un extremo lo unimos al arnés con un nudo de alondra pasado por las perneras y la cintura y en el otro extremo de la cinta ponemos el descendedor con un mosquetón de seguro, como en la imagen. Si no tenemos una cinta de esa longitud podemos utilizar una mas larga y hacerle un nudo para acortarla, pero ojo, las cintas pierden resistencia al realizar nudos. Mira este enlace para saber mas sobre la resistencia de las cintas con nudos http://www.atate.info/url/i.

A continuación sobre la cuerda instalamos un nudo autobloqueante como un machard bidireccional o un prusik y los unimos al anillo ventral del arnés con un mosquetón de seguro. Debemos de vigilar que una vez instalado el nudo autobloqueante este no llegue al descendedor en el caso de que se tensara el nudo, ese es el porqué de haber alargado el descendedor con la cinta.

Para rapelar mantendremos con una mano, (la izquierda si somos diestros), el nudo autobloqueante, manteniéndolo flojo y con la otra mano sujetamos la cuerda por debajo del nudo autobloqueante, que será la que regule el descenso. Si nos tenemos que detener tan solo soltaremos la mano izquierda y el nudo se bloqueará y no nos permitirá seguir bajando mientras no lo desbloqueemos.

Foto PetzlEn lugar de un nudo autobloqueante podemos poner el Shunt de Petzl, un aparato autobloqueante para rapel. Se monta igual que el nudo autobloqueante . Para rapelar mantendremos presionada la leva con la mano izquierda y con la derecha regulamos la velocidad de descenso. Si tocamos el aparato lo desbloqueamos, por lo que si estamos colgados de el no debemos de tocar la leva ni el aparato.

El Shunt a diferencia de los nudos autobloqueante que se pueden utilizar con dos cuerdas de diámetros distintos, tiene que ser usado con cuerdas del mismo diámetro.

Como se realiza un rapel

Para realizar un descenso sin percances deberemos de considerar una serie de cuestiones, que la cuerda tenga la longitud necesaria y que no haya riesgo de que se corte la cuerda.

Al rapelar deberemos de evitar dar saltos, es decir, tenemos que realizar el descenso de una manera constante y segura.

Y no os olvidéis, ¡Siempre con autoseguro!



Las actividades de montaña conllevan riesgos. Es su responsabilidad como escalador adquirir la formación adecuada para la actividad que va a realizar y por lo tanto ni Atate.info ni sus editores serán responsables del uso por parte de los usuarios de los contenidos aparecidos en las páginas de Atate.info.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.