08 Abril 2013

Avalanchas parte 3: Test de Rutschblock

Avalanchas parte 3: Test de Rutschblock

Una de las formas más efectivas de evitar ser atrapado por un alud es no transitar por zonas con riesgo de avalanchas, pero los partes de aludes son muy genéricos en el mismo valle puede haber zonas con alto riesgo y otras con un riesgo mucho menor, por lo tanto ¿como sabemos si es seguro transitar por una pendiente nevada?

Para averiguar la consistencia el manto nivoso podemos utilizar alguno de los métodos existentes, el Test de Rutschblock es uno de ellos y lo describimos a continuación.

Este método fue desarrollado en suiza alrededor de los 70 y utilizado sobre todo en EEUU y Canada.

La Asociacion de Avalanchas Canadiense para la observación de normas y directrices para el tiempo, manto nievoso y avalanchas (The Canadian Avalanche Association’s Observation Guidelines and Recording Standards for Weather, Snowpack and Avalanches) recomienda el siguiente procedimiento para el test Rutschblock:

  1. Realizar un bloque de unos 2 metros de ancho si los lados fueron excavados con una pala. Sin embargo si fueron hechos con una sierrra o esquís, la parte frontal tiene que tener 2,1 metros y la posterior 1,9 así se asegura que deslizará más facilmente y el test será más real. Los laterales medirán 1,5 metros.
  2. La pared frontal tiene que ser lisa y vertical, cortada con una pala.
  3. La profundidad nos la marcarán las capas más débiles, es decir tenemos que profundizar más que las capas débiles. Si las capas débiles están a 60 cm de la superficie, se puede aislar el bloque con los bastones (quitando la roseta), si son más profundas de 60 cm y la nieve no está dura , tanto a los lados como en la parte superior del bloque la podemos cortar con una cuerda como si fuese una sierra ayudándonos además de los bastones.
  4. Una vez que tenemos el bloque aislado una persona con esquís o tabla de snow irá realizando los pasos que se indican en la tabla.

 

 Si el bloque se desliza o rompe en la escala 1, 2 o 3 lo ideal es no transitar por esa pendiente, pues la nieve es muy inestable.

Si la escala es 4 o 5 la estabilidad es moderada, mejor sería no transitar por esa pendiente pero si tenemos que hacerlo, lo caminaremos con cuidados y repetiremos varias veces el test.

Si nos sale 6 o 7 es que el manto es bastante estable, aún así deberemos de extremar las precauciones pues la estabilidad puede variar.

Según un esturio de la Universidad de Calgary, Applied Snow and Avalanche Research, a medida que la escala del test aumenta, la posibilidad de un alud disminuye. En el 100% de los casos cuando la escala era 1 se desencadenó un alud, mientras que cuando era 7 tan solo se desencadenó en el 10% de los casos. Como vemos ni siquiera en el caso de estar en una situación en la que el manto nivoso está bastante estabilizado, máxima puntuación en la escala, es seguro transitar, pues siempre nos queda la posibilidad de ser atrapados por un alud. Además las pruebas realizadas in situ son para esa zona del terreno, unos metros más adelante a lo mejor le ha dado más el sol, o le da menos el viento, por lo que tampoco debemos confiar a ciegas en el resultado.

También podemos mencionar que si al realizar el bloque se nos rompe todo es más posible que se desencadene el alud que si se nos rompe tan solo una esquina.

En este video puedes ver como se realiza el test.

Avalanchas parte 1: Tipos de aludes y metamorfismo de la nieve

Avalanchas parte 2: Consejos para evitarlas



Las actividades de montaña conllevan riesgos. Es tu responsabilidad como escalador adquirir la formación adecuada para la actividad que vas a realizar y por lo tanto ni Atate.info o sus editores serán responsables del uso por parte de los usuarios de los contenidos aparecidos en las páginas de Atate.info.

>

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.